La violencia en toda su expresión, el tráfico de drogas, la formación de maras, la desintegración familiar, la pobreza, desempleo, la falta de oportunidades laborales y educativas son ejemplos de lo que se vive hoy en día en Guatemala. Estos problemas psicosociales golpean a muchas familias y desafortunadamente los más afectados son nuestros niños y jóvenes, que como consecuencia crecen en ambientes patológicos carente de seguridad, inteligencia emocional, respeto, equidad y dignidad. Jocotenango es considerado un municipio de alto riesgo por la violencia que se vive, es por ello que la fundación Paula Weiskopf cree firmemente que el apoyo y el trabajo con los niños y jóvenes es importantísimo para romper ciclos de violencia, pobreza y desinformación.